Crónica del Torneo «Restaurante Doña Matea» de Alba de Tormes

ALBA DE TORMES (VILLA, DUCADO Y TIERRA DE AJEDREZ)

Camino a Alba de Tormes…  A un torneo sin precedentes… Allá íbamos un grupo de ilusionados jugadores…
Sin saber que hace aproximadamente 500 años, Santa Teresa de Jesús ya pisó estas tierras albenses, aventurándose a decir: “Pues creed que quien no sabe concertar las piezas en el juego del ajedrez, que sabrá mal jugar, y si no sabe dar jaque, no sabrá dar mate”  (Del libro “El camino a la Perfección”, escrito entre 1562 y 1564, en el que Santa Teresa describe el ajedrez como un juego lleno de sabiduría)
La casa del ducado de Alba de Tormes, usaba desde tiempo inmemorial el escudo jaquelado con 15 escaques, 7 azules y 8 color plata.

¡¡¡Qué mejor recibimiento para un torneo de Ajedrez, que la tierra que pisaron nuestros gloriosos antepasados!!!
El Restaurante Doña Matea, con Paco y María al frente, nos recibían ansiosos de que la fiesta blanquinegra comenzara. Y Juan Antonio listo también para ayudar en lo que hiciera falta, junto a Bernardo y Belén, por supuesto.
Ya teníamos casi todo listo. Los jugadores iban llegando uno a uno, cual gotas de lluvia en una tarde soleada. Una tarde que invitaba a las piezas a salir al tablero.
Carlos daba los últimos retoques informáticos para dejar todo a punto, y los jugadores se iban sentando en sus correspondientes asientos.

Y la batalla fue encarnizada. A medida que avanzaban las rondas, más flaqueaban las fuerzas de los mejores contendientes. ¡¡Ni los mejores escudos albenses hubieran defendido tales ataques hace varios siglos!!. Un digno “mini-maratón” ajedrecístico, en un digno lugar para presenciarlo.
Cerca de setenta y cinco participantes vendían cara su derrota en el tablero.
La categoría absoluta, tuvo grandes nombres destacados, y los primeros puestos los ocuparon Amador González de la Nava, Miguel Ángel Sánchez Quiroga, e Ignacio Sánchez Puente.


En Sub-14, lideró Marcos de Pedro Cuadrado. En Sub-12, Sergio Alberto. En Sub-10 Álvaro Martín (aunque se ha de reconocer el mérito de Daniel Peñarroya, que obtuvo los mismos puntos, pero los criterios de desempate esta vez no le favorecieron, y se vio relegado al segundo puesto). Y en Sub-8 , Celia Sánchez dominó la competición.
Por último, en la categoría Especial, del mini-torneo celebrado para los niños de Alba de Tormes que están empezando este año, se impuso frente al resto Emilio Emilov Chalev (búlgaro que sigue los pasos del gran Topalov).
No debemos olvidar la gran actuación de las promesas Albenses, Lucía Sánchez Elena, Esteban de Arriba y Pedro Sánchez Elena. Varios de ellos con premio incluido. Y de todos los componentes de la escuela de Ajedrez de Alba de Tormes, Daniel, Andrés, Esteban, Pablo, Fran, Manuel, Diego, Roberto, Francisco, Elena y Emilio.

Y no, no me olvido de los demás jugadores, y de todos los asistentes; porque sin ellos, el Ajedrez no sería nada.
(Gracias, Elena Rivas, por tener la valentía de jugar, llevando apenas dos meses de aprendizaje. Gracias, Santiago Sánchez Delgado, por aceptar jugar en una categoría superior, para que todos los niños tuvieran rivales contra quien jugar; aún sabiendo que los resultados no serían los esperados. Y gracias Juan Delgado Sánchez, por la entereza demostrada al jugar todas las partidas, y lucharlas hasta el final.)

La Tierra de Alba nos dejaba unos trofeos dignos del mejor torneo. Hechos en barro y tallados con las mejores manos artesanales de la comarca.
Y en palabras de Santa Teresa, eso fue lo que nos dejó esta Villa ducal: “Pensaréis que basta con conocer las piezas para dar mate, y esto es imposible”

Febrero de 2017 (Esto sólo ha sido Jaque, el resto, es otra historia….)
*** Mis más sinceros agradecimientos al Restaurante Doña Matea, al Ayuntamiento de Alba de Tormes, al Club Ajedrez Alba de Tormes, al Club Ajedrez Salamanca y a todos los patrocinadores que han hecho posible este GRAN TORNEO, junto con todos los colaboradores. ¡¡Gracias, y en Octubre nos vemos!!  ***
(Crónica: Fabián Sánchez)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: