IX Gran Premio Ayuntamiento de Palencia

«Temprano madrugó la madrugada…», decían unos magníficos versos de Miguel Hernández. Y así fue. Nos pusimos en marcha hacia Palencia habiendo madrugado.»El C.D. Ajedrez Salamanca se volvía a poner en camino, una vez más (Amador, Jacinto, Carlos y Faby eran los encargados esta vez de representar al club, en los cuatro tableros y por ese orden de fuerzas).

Llegamos puntuales, con las ilusiones puestas y los peones sin doblar. Y después del café de rigor, llegaba el momento. ¡¡Abróchense los cinturones, Castellano-Leoneses, que las partidas van a dar comienzo!! (se oía por megafonía en la sala habilitada del Campus).

La mañana no podía haber empezado de mejor manera para nuestros jugadores. Un ambiente excelente reinaba entre todos los participantes y sobre todo por parte de la organización del torneo. Habíamos logrado 3 puntos de 4 posibles en los enfrentamientos de la mañana (La gran actuación del equipo «C.D.A Alzheimer Bierzo A», hizo recordar que ellos iban con hambre y sed de primer puesto. Solamente Amador fue capaz de conseguir las tablas
en ese enfrentamiento).
 
Hambre teníamos todos llegadas esas horas. Había que comer, y ¡¡qué mejor que un buen plato  de macarrones, acompañados por filetes y patatas fritas o pescado (con su correspondiente postre)!! Ummmm  Un cafetito con nuestros amigos vallisoletanos del equipo «Promesas A», y nuestro gran amigo Miguel de la Cruz, nos hizo ver que el enfrentamiento con ellos iba a ser duro. ¡¡Muy duro!! (Tan intenso, que terminamos sucumbiendo… Sólo Amador consiguió hacer tablas. Creo que el nombre de ese equipo, «Promesas A», está muy bien elegido. Tiempo al tiempo, que estos chicos llegarán lejos)
 
Nos quedaban las dos últimas rondas por jugar.  Nos tocaba el equipo «Palentino A», con dos jugadores de clase en sus filas : Miguel Ángel García López (2330)  y José Manuel Pérez González (2314), como primero y segundo tablero. Se iban a enfrentar a Amador y a Jacinto. La ronda además empezó torcida. Carlos y un servidor (Faby), perdíamos nuestras partidas. Pero Jacinto y Amador se impusieron  a la adversidad, logrando ganar las suyas (¡¡Bravo, chicos!!). Resultado del enfrentamiento: Empate. (¡¡Un empate que vale «oro»!!, le dije a mis compañeros).
 
La última ronda la ganamos.  Y así fue como, con 4,5 puntos de 7 posibles, quedamos en una meritoria quinta posición en el torneo (16 clubes participaban)  Unas cuñas de buen queso de Palencia como premio, ponían el broche final a una jornada larga y apasionante. (Y Amador estuvo a punto de obtener el premio al mejor primer tablero, ¡¡siempre los dichosos desempates!!)
 
En fin, me quedo con el buen ambiente que ha reinado en todo el torneo, y sobre todo ver a jugadores experimentados mezclados con jugadores jóvenes (algunos muy jóvenes), a los que no les da miedo enfrentarse a rivales duros.
Porque saben que es la única manera de aprender, y de ir mejorando, y de ir aprendiendo…  ¡¡Oh, capitán, mi capitán!! (ponía el punto y final a nuestra jornada… Y a una película… Pero ésa, ésa es otra historia…)
 
**Desde la Dirección del Club Ajedrez Salamanca queremos felicitar a la organización por este nuevo éxito  y agradecer la generosa hospitalidad que cada año nos brinda**

Crónica de Fabián Sánchez


 
 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: